El Jardín Zen

Lucía es aromaterapeuta. Utiliza compuestos vegetales y aceites esenciales extraídos de plantas aromáticas para mejorar la salud y el estado de ánimo mediante la inhalación o la aplicación de los aceites sobre la piel.

Tras años de experiencia, comenzó a elaborar su propios geles y bálsamos a partir de aceites esenciales y necesitaba una imagen corporativa que aplicar tanto en su negocio como en sus productos.

De esta forma, se creó una identidad visual basada en los aromas naturales, utilizando el color característico de cada uno de ellos, produciendo seguidamente las etiquetas para diferenciar los distintos tipos de producto.

La línea gráfica escogida tiene como elemento principal los motivos vegetales y el color verde, representativo por excelencia de la naturaleza, generando un contraste con la familia tipográfica escogida, que aporta sensación de robustez y modernidad a la marca.